Que ropa llevar para Alaska en la maleta no es lo primero que debes preguntarte. ¿Cuándo vas a ir? Alaska tiene cuatro estaciones, aunque no parece muy relevante hablar de las cuatro estaciones porque la temporada ideal para visitarla va desde primavera profunda, es decir, mayo, hasta final de verano, es decir septiembre.

Nosotros tuvimos la oportunidad de llegar a finales de septiembre y principios de octubre, y aunque en muchos otros lugares del mundo, un par de días no hagan diferencia, en Alaska si lo hacen, completamente.

La temporada decide. Así que una vez hayas definido tu momento dentro de esos cinco meses del año, puedes definir tu equipaje. Si vas en verano, aunque podrás ir más ligero de ropa, deberás tener también tus suéteres para las noches o los días nublados en los que la temperatura baja. 

Si te aventuras, como nosotros a viajar entrando en Otoño, ten en cuenta que deberás llevar mucha más ropa porque a pesar de contar aún con días soleados, las lluvias y las neviscas aparecen repentinas y necesitarás todo aquello que tenías guardado en la maleta.

 

Se recomienda vestirse en “capas” y evitar a toda costa el algodón pues es una tela fresca que en lugar de mantener el calor de tu cuerpo, te refrescará contribuyendo a que te de frío constantemente.

Las capas van con ropa térmica que venden muy económica en cualquier almacén de cadena aquí en los Estados Unidos y viene con pantalón y camisa al cuello manga larga. Encima tu ropa normal, y sobre ello algún saco de lana o de poliéster. La lana es un excelente material, pero si se moja tarda mucho en secarse. El poliéster es sintético, muy liviano y muy caliente.

Los pantalones especiales para la nieve te servirán si vienes de tierras cálidas como nosotros, pues el frío es fuerte, sobre todo en condiciones de humedad (en los glaciares, en los cruceros en el océano, o en la playa). Por esto mismo, recomiendo chaqueta de plumón (real o sintético) y chaqueta impermeable.

Te recomendamos absolutamente un par de zapatos bien abrigados, si no impermeables, que quizás no haga mucha falta, al menos si, de cuero fuerte.

Varias veces me pregunté si necesitaría las plantillas para calentar mis pies, por temor a no saber a ciencia cierta que tan frío estaría. Definitivamente, hasta octubre no hace falta que compren eso. El clima es bastante seco y si estás bien abrigado, casi ni lo sientes. No te olvides de tu gorro, recomiendo orejeras, bufanda y claro, guantes. No tan gruesos, pero tampoco tejidos porque la humedad penetra fácilmente. Recomiendo de poliéster y con sensación táctil en los dedos índice y pulgar para poder manipular más fácilmente las cosas.

También te puede interesar saber qué llevar en la mochila para darle la vuelta al mundo.

Si tienes cualquier consulta adicional, no dudes en comentar y con todo gusto te responderemos!
Te sirvió la información? Si te fue útil, compártela para que muchos viajeros se puedan beneficiar con ella. Cuéntanos tus experiencias en climas extremos y 
Suscríbete para que nos acompañes en esta aventura.

Vamos somehwere?

Pin It on Pinterest

Share This

Escribe tu correo para enviarte tu
E-BOOK GRATIS

Y algunas otras cosas bacanas luego ;) 

Debes ingresar luego a tu correo para confirmar el email que recibirás de nosotros y listo!

Perfecto! por favor revisa tu correo. Gracias!

Write your email to receive your

FREE E-BOOK

And some other cool stuff ;)

 You must confirm with an email

you'll see at your inbox and that's all!

Perfect! please check your inbox. Thanks! Gracias!

Suscríbete a nuestro boletín y recibe un regalo que cambiará tu vida!

Recibirás semanalmente información para que hagas realidad tus sueños de viaje!

Perfecto! revisa tu correo para confirmar tu suscripción.