Yo crecí cantando “jugueIMG_6856mos en el bosque mientras el lobo no está” y poca idea tenía entonces de lo que era un bosque, porque en los países tropicales los bosques son en realidad mini selvas húmedas, sin pinos y con mucha maleza. Pues aquí en Yellowstone lo que hay son bosques!

Este parque es un ecosistema inmenso de una belleza sin igual. Calderas humeantes por cualquier camino que tomas, valles, llanuras, praderas, bosques y montañas en donde  ardillas, zorros, coyotes, osos grizzly, venados, bisontes y lobos comparten un espacio de inigualable belleza.  Sí, leiste bien: lobos salvajes! Y cuando te animas con determinación a encontrarlos en el parque de madrugada, descubres que hay personas más apasionadas que tú por ellos.

Lo que te cuentan los loberos son apasionadas historias de amor salvaje, al mejor estilo de cualquier novelón colombo-mexicano; de romances, infidelidades y asesinatos pasionales pero entre lobos: una especie con una compleja organización social, generalmente matriarcal, con personajes déspotas y  nobles, tiranos y sumisos. Entonces se te revela una historia que va mucho más allá de amores pasionales y se remonta al siglo pasado, cuando el último lobo del parque fue asesinado en 1925.

El impacto ambiental que tuvo la desaparición del lobo en Yellowstone a principios del siglo XX, llevó a un desequilibrio total en el ecosistema del parque. Las especies de cuadrúpedos herbívoros crecieron sin control y al alimentarse de la hierba fresca, secaron las praderas, se erosionó la tierra, se murieron muchos bosques, desaparecieron muchas especies y se secaron muchos ríos.

Afortunadamente un proyecto piloto se llevó a cabo entre 1995 y 1996, en el que reintrodujeron en el parque a 31 lobos salvajes de Canadá, sin saber cual sería el resultado. Huirían de regreso? Se matarían mutuamente?

El proyecto no sólo preservó al lobo, que se encontraba en la lista de los animales en vía de extinción en su momento, sino que con su presencia en el parque los ecosistemas se regeneraron también. Los lobos se alimentan de venados, lo que permitió que la hierba de las praderas tuviera tiempo de crecer, las poblaciones de ciervos y bisontes se mantuvieron alejadas de muchos lugares ahora ocupados por las manadas de los lobos, de manera que los bosques retoñaron. Al haber más árboles, se frenó la erosión de los suelos, lo que re estableció las quebradas, los ríos del parque. Nuevamente los castores hicieron nidos en las orillas, creando habitats para peces y nutrias, alimento de diversas aves que regresaron al parque.

La re introducción del lobo no sólo cambió el ecosistema de Yellowstone sino también su geografía, llevándolo a su equilibrio natural del que podemos disfrutar ahora.

Hoy por hoy, puedes deleitarte con las historias de más de cien individuos, quizás corras con la suerte de cruzarte con alguno en uno de los valles o encontrarte con cualquier grupo de loberos que, como si se tratara de un episodio de una serie en vivo y en directo, se da cita cada día al alba y se despide con una jauría, de una de las diez manadas, aullando en el ocaso.

IMG_7460
Has escuchado a los lobos aullar? Te gustaría vivir esta experiencia? Déjanos llevarte a Yellowstone!

Vamos somehwere!

 

Pin It on Pinterest

Share This

Escribe tu correo para enviarte tu
E-BOOK GRATIS

Y algunas otras cosas bacanas luego ;) 

Debes ingresar luego a tu correo para confirmar el email que recibirás de nosotros y listo!

Perfecto! por favor revisa tu correo. Gracias!

Write your email to receive your

FREE E-BOOK

And some other cool stuff ;)

 You must confirm with an email

you'll see at your inbox and that's all!

Perfect! please check your inbox. Thanks! Gracias!

Suscríbete a nuestro boletín y recibe un regalo que cambiará tu vida!

Recibirás semanalmente información para que hagas realidad tus sueños de viaje!

Perfecto! revisa tu correo para confirmar tu suscripción.